Congreso RFEVb(1). K1-Recepción, por Daniel J. Castellani

El pasado viernes 28 de junio, en el Congreso Internacional de Voleibol organizado por la Federación Española en Valladolid, el entrenador Daniel Castellani se disfrazó de profesor y nos expuso sus ideas sobre la manera de afrontar y entrenar los diferentes elementos que componen el K1 en un equipo masculino. A mi modo de ver fue una de las ponencias más interesantes de todas a las que asistí, tanto por los contenidos e ideas que trató, como por la claridad con que nos mostró su visión del juego y del entrenamiento. En esta entrada paso a exponer, en forma de resumen, lo que en ella se detalló.

Para Daniel, cada parte del juego (recepción, ataque, cobertura, contraataque, …) debe estar fundamentada en un sistema y los jugadores deben ser entrenados para RECONOCER las diferentes situaciones de juego que se dan durante el mismo y DAR SOLUCIÓN a las mismas, en función de las diferentes respuestas posibles (anteriormente entrenadas).

English: Daniel Castellani Polski: Daniel Cast...

RECEPCIÓN

“La prioridad de los receptores es recibir, después atacar”. En sus sistemas de recepción, los jugadores responsables directos de la misma no pueden pensar en su habilitación para el ataque hasta que no esté resuelta la situación de recepción y, dentro de los objetivos prioritarios de la línea de recepción destaca el “evitar, a toda costa, el punto directo”. A partir de aquí, los receptores deben centrar su atención en evitar, como segundo objetivo prioritario, lo que Daniel denomina “Slash” (free-ball o balón directo al campo contrario), para ello habla acerca de la tendencia en algunos receptores de “atacar” el balón de saque para dar una trayectoria recta que se aproxime a la red. Sobre esto hace una aportación muy interesante ya que, según él, la “velocidad de los tiempos de ataque dependerá de la verticalidad del balón y de que el colocador contacte el balón a la máxima altura (con los brazos lo más extendidos posibles), para ello, los receptores deben intentar que el balón caiga prácticamente vertical sobre la zona de colocación, teniendo como referencia la línea de 3 metros, en el que el balón del receptor debe alcanzar su máxima altura de parábola (concepto que me resultó muy interesante ya que yo he trabajado mucho con las receptoras el balón “atacado” con trayectorias tensas hacia la zona de colocación).

En su sistema de recepción diferencian aquellas situaciones en las que se enfrentan a un saque control de aquellas en las que el saque es catalogado “Bomba” (término que también utilizaba el seleccionador Gido Vermeulen). Con los primeros buscan la mayor calidad en la recepción mientras que, con los segundos, la prioridad se establece en dejar el balón alto en el centro del campo (con el criterio comentado anteriormente de la caída vertical).

Por último nos comentó que, aquellas recepciones que caían dentro de la zona de 3m de ataque, eran responsabilidad de los centrales e, incluso, del colocador. Esto refuerza lo que comento en aquellos cursos en los que hablo sobre recepción ya que, para mi, TODOS LOS JUGADORES PARTICIPAN DEL SISTEMA, lo que diferencia a unos de otros son las zonas de responsabilidad que tienen. Unos serán receptores principales, otros auxiliares y otros puntuales, pero los 6 jugadores reciben!

En la próxima entrada: Colocación y Ataque!.

Comentarios a la de ya!

Un saludo

César

NOTA: Daniel Jorge Castellani es el actual entrenador del Fenerbahce Istanbul (Turquía) con el que ha ganado la Liga Nacional de Turquía, la Copa de Turquía y la Supercopa, todas en este año. Se proclamó Campeón de Europa con la selección de Polonia en el 2009, anteriormente fue Campeón de la Liga Nacional de Polonia con el SKRA Belchatov los años 2006, 2007 y 2008. Obtuvo Diploma Olímpico con la selección argentina en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y ganó los Juegos Panamericanos en 1995. Como jugador fue Medalla de Bronce en los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988.

Anuncios

6 comentarios en “Congreso RFEVb(1). K1-Recepción, por Daniel J. Castellani

  1. Como siempre, querido César, aportaciones absolutamente interesantes. De acuerdo en que el compromiso de la recepción es de todo el equipo, aunque es cierto que debemos diferenciar entre los conceptos de compromiso y de responsabilidad. No debemos olvidar que en la actualidad la recepción de un saque debiera ser considerada más como un sistema de defensa, a pesar de que sea temporalmente corto, que como inicio del ataque o el inicio del k1. Por eso, quizás a la recepción del saque podríamos denominarla, en este sentido k0 (defensa del saque contrario). La salida de la recepción o k1 se produce una vez resuelta esta defensa y, por tanto, el complejo 1 se inicia justo después de que el balón sale de la recepción. Ahora bien, es la trayectoria de ese balón la que decidirá la mejor opción de ataque y aquí es justo donde creo que se puede comenzar la discusión. ¿Qué tipo de trayectorias desde la recepción nos ofrecen las mayores ventajas para el ataque?

    • Muchas gracias Antonio por tu interés y comentarios. En muchos sistemas de codificación ya hay entrenadores que identifican el K0 como el saque. En chicos, evidentemente, la potencia del saque condiciona enormemente las técnicas de recepción, asemejándose a estructuras de defensa. Como bien apuntó Castellani el saque “bomba” hay que asegurar su recepción y que el balón suba al centro del campo. En cuanto a las trayectorias de las recepciones para facilitar el ataque tengo mis dudas. Creo que hay que diferenciar entre tipo de saque (potencia o flotante) y si es voley masculino o femenino. Le daré una vuelta.
      Gracias por los comentarios!
      Un abrazo fuerte!
      César

  2. Muy interesantes los conceptos de Castellani y más pasados por tu “filtro enriquecedor”, César. Por mi parte, he de congratularme de coincidir con vosotros en el concepto de que, ante el saque contrario, debemos jugar con seis receptores/as. Es un concepto que no me canso de repetir a mis niñas, para evitar las consecuencias de saques de parábola corta, de saques que tocan en el cable, etc. y los cuales, por no ser atendidos por las “teóricas no-receptoras”, acaban en punto del contrario… en un set que, a veces, se resuelve en un 25-23, 26-24, etc.

    • Muy cierto Luis! Lo que tenemos que definir bien la responsabilidad de cada una de las receptoras y sus zonas de incidencia, pero el sistema es de todas! Gracias por las aportaciones!

  3. Ya sabes Luis que para atacar no necesitamos mentalizar a nuestros jugadores y jugadoras. Eso lo saben hacer casi de manera instintiva. La técnica para atacar solo supone un complemento de perfeccionamiento a lo que ya saben hacer. Sin embargo, defender (si ahora entendemos defender como defender un saque) es una actitud colectiva e individual para la que sí se necesita un trabajo previo de mentalización. Más aún, no solo está ese esfuerzo que los entrenadores llevamos a cabo para inculcar en nuestros jugadores esa actitud mental sino que tenemos que convencerlos de que la técnica en voleibol apenas cubre un 15/20 % de los 360 grados por los que se puede colar una bola alrededor del cuerpo. Creo que puedes entenderme. Cuando atacamos, nuestro cuerpo decide el espacio y el tiempo en el que quiere impactar con la bola; cuando defendemos tenemos que preparar mental y físicamente los 360 grados de nuestro cuerpo porque es la bola quien decide.

  4. César, por cierto, soy Antonio Mialdea, es que he cambiado el nombre porque quiero dedicar ese blog al asunto que aparece como nombre. Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s