MJ(2). Sistemas Base, Roles y Objetivos Operativos.

 A la hora de comenzar la confección de nuestro modelo de juego lo más importante es que sentemos las bases de lo que serán nuestros sistemas básicos de juego (recepción, ataque y defensa), así como las características de nuestras jugadoras y el rol que desempeñarán en el equipo. A su vez debemos establecer unos objetivos operativos tanto para el equipo como para cada uno de los roles que tendremos en el equipo y, de esa forma, que cada jugadora conozca su papel fundamental en el engranaje del equipo.

Los Sistemas Base de Juego (SBJ) que vamos a utilizar durante la temporada son la base fundamental sobre la que se asentarán todas y cada una de las relaciones y disposiciones que plantearemos a las jugadoras para cada una de las situaciones concretas de juego, por llamarlo de alguna manera, son los cimientos de nuestra casa sobre los que ir construyendo el resto del edificio. Estos sistemas tienen que resolver preguntas tales como ¿con cuántas jugadoras recibiremos como receptoras principales?, ¿cuántas colocadoras tendremos en el sexteto titular?, ¿qué especialización funcional tendremos en el equipo?, ¿cómo será nuestra posición inicial en defensa?, ¿con cuántas jugadoras queremos frenar el ataque contrario en bloqueo como opción prioritaria?, … Realmente no necesitaremos demasiada explicación para esta parte del Modelo de Juego ya que será en las siguientes diapositivas en las que lo desarrollaremos todo lo detallado que seamos capaces, pero si tenemos que ir teniendo claro la diferenciación entre cada uno de los jugadoras, en función de sus características individuales, y su ensamblaje perfecto dentro del sistema del equipo.

Captura de pantalla 2013-10-08 a las 19.14.32

En cuanto a los roles de cada una de las jugadoras, en mi caso particular, me gusta identificar a las mismas por letras y, para cada letra, diferenciar entre mayúscula o minúscula en función del peso que tendrá esa jugadora en el sistema de ataque del equipo, me explico. Para las receptoras utilizo la letra “A” (como Atacante) para identificarlas, pero distinguiendo entre “A” y “a” para las dos receptoras que participan en el juego dentro del sexteto titular. La que actúa como “A” es la receptora adyacente a la colocadora (en un hipotético inicio con la colocadora en zona 1 sería la receptora de zona 2), la cuál debe priorizar su aportación al equipo sobre el ataque arriesgando en la consecución del punto mientras que deben asegurar su participación en recepción, por el contrario, y por un tema en mi filosofía de construcción de equipos, la otro receptora “a” (alejada a la colocadora) debe priorizar su aportación al equipo sobre la recepción, arriesgando en la misma para obtener valores de excelencia, mientras que su aportación en ataque debe pasar por no generar error. Como os comento esto es un tema “filosófico” (si lo queréis llamar así) de concepción de juego. Mi prioridad es construir equipos desde el equilibrio y el mismo se puede alcanzar de dos formas: o por el método de la balanza o por el método del reloj, me explico de nuevo. En una balanza el equilibrio en la misma se alcanza cuando las dos partes “pesan” lo mismo, trasladado al equipo sería que las dos jugadoras aportasen lo mismo y tuvieran las mismas exigencias técnico-tácticas, en el reloj el equilibro y el buen funcionamiento pasa por que cada uno de los elementos que constituyen el sistema desarrolle su función específica y concreta, sin aportar nada en el resto de funciones (el segundero está pendiente de moverse en cada segundo, el minutero en hacer un movimiento cada 60 segundo, la manilla de las horas en moverse cada60 minutos, …) haciendo del conjunto un sistema armónico, equilibrado y preciso. Como habréis podido deducir me decanto por este último sistema en la búsqueda del equilibro de tal forma que las jugadoras deben aportar su máximo rendimiento en determinados aspectos del juego en los que su par tiene menor responsabilidad.

relojbalanza

Igualmente ocurre con los jugadores centrales, para ellas utilizo la letra B como principales bloqueadoras que deben ser en el equipo (“B” y “b”). En el caso del voleibol femenino deben caracterizarse por habilitarse en zonas de ataque muy diferenciadas la una de la otra, de esta forma la jugadora que se establezca como central adyacente “B” debe ser una jugadora con una alta participación en los ataques ejecutados con la técnica de ataque a una pierna por detrás de la colocadora, mientras que la central alejada “b” debe ser una jugadora con una mayor habilitación en ataques por delante de la colocadora.

Una vez establecidos los roles de las distintas jugadoras que van a formar parte del equipo tendremos que hacer un profundo estudio de los resultados estadísticos obtenidos en temporadas pasadas (por esto y por más cosas aconsejo siempre llevar un control estadístico del rendimiento del equipo) tanto por las jugadoras (si han formado parte de nuestro equipo) como de los rivales y equipos que han alcanzado cotas de rendimiento que figuran dentro de nuestros objetivos. Por ejemplo, si queremos ganar la liga, tendremos que saber que rendimiento de ataque, recepción o bloqueo ha tenido el campeón de la temporada pasada. A partir de ahí y, con esos datos bien estudiados, establezco objetivos individuales para cada uno de los roles, en función de las prioridades que les marquemos y que serán la guía a través de la cuál sabremos si nuestro rendimiento colectivo e individual está siendo el correcto. Un ejemplo muy llamativo en estos objetivos operativos está en lo que le pedimos a cada uno de los receptores:

  • Receptora “A”: Esta jugadora ya hemos dicho que será, principalmente atacante, por lo que su objetivo en ataque será de rendimiento, concretamente un 40% en K1 y un 35% en K2. En este valor no tenemos en cuenta los errores que comete ya que tan solo evaluaremos su rendimiento punto, es decir, si de cada 10 balones que ataque de K1 hace 4 puntos y tira 6 balones fuera, ESTÁ CUMPLIENDO CON SU OBJETIVO INDIVIDUAL DE ATAQUE. Esto puede sonar extraño pero, en mi filosofía de juego quiero que esa jugadora arriesgue en ataque en la búsqueda del punto. Por contra, en recepción queremos que “asegure” y no comenta errores, por ello, el valor que le pedimos es un coeficiente (media aritmética), más concretamente un 2,4 en el que pesan todos los valores de la recepción, tanto los buenos como los errores, por lo que tiene que buscar una estabilidad en sus acciones.

Captura de pantalla 2013-10-08 a las 19.13.57

  • Receptora “a”: Para este perfil buscamos una jugadora con un objetivo marcado de ser la mejor receptora del equipo aunque, si para ello, debe disminuir su aportación en ataque. Por ello los estadísticos para esta jugadora se determinan como rendimientos de recepción en los que tan solo aparecen las acciones que nos permitan atacar con primeros tiempos y eficacias en ataque, en las que a los puntos que consiga se le restan los errores que comenta. Al contrario de la jugadora anterior, con este perfil pretendemos que arriesguen en recepción en la búsqueda de la excelencia.

Captura de pantalla 2013-10-08 a las 19.13.39

Así vamos haciendo con cada uno de los perfiles que hemos considerado oportuno tener en el equipo, en mi caso, habría que completar con la colocadora, la líbero, las dos centrales diferenciando entre la adyacente y la alejada y la opuesta. A partir de estos objetivos operativos de rendimiento individual desarrollamos los objetivos colectivos, fruto de la unión de los objetivos individuales.
Uno de los elementos más importantes de todo esto es que nos va a ayudar mucho al diseño de entrenamientos ya que, en determinados momentos utilizaremos los mismos para desarrollar ejercicios que sitúen a las jugadoras en lo el equipo necesitará de ellas. Por ejemplo, en ejercicios de recepción las jugadoras rotarán cuando alcancen su objetivo individual en tandas de 10 saques. De esta forma se dota de contenido a los entrenamientos y no se repite por repetir sino que todo adquiere un significado.
Os animo ahora a que establezcáis vuestros SBJ, los roles de los jugadores que vais a tener y hacer un ejercicio de análisis sobre lo que le vais a pedir a cada uno.
Ánimo.
César
Anuncios

18 comentarios en “MJ(2). Sistemas Base, Roles y Objetivos Operativos.

  1. Hola Cesar, como siempre me dejas anonadado con tus conocimientos. Eres un libro abierto, y la descripción que haces sobre como formalizar un equipo en cuanto a los roles me parece ideal. Además suscribo la parte que considero más importante, el uso de la estadística para tener valores de referencia a los que él equipo debe llegar a lo largo de la temporada ya sea nivel grupal o individual.

    Solo quería plantearte una duda ya que la remarcas como parte de tu filosofía y no termino de entender bien el porque eres tan tajante. Se trata sobre el análisis del rendimiento de la jugadora A (atacante principal) en la que únicamente tienes en consideración el parámetro de la EFICACIA (40%) entendido como el número de puntos que consigue. A lo largo de este tiempo y sobretodo para comparar jugadores cada vez me guío menos únicamente por este valor e incorporo el concepto de EFICIENCIA, que tiene en cuenta el número de errores que cometen. Además, lo aplico a todas las variables, ya que una vez alcanzado los valores de equilibrio creo que los saltos de calidad en los equipos de alto nivel vienen como consecuencia de la reducción en el número de errores. De ahí y para ser claro, mi opuesto en masculino que suele rondar el 50% de ataque en los equipos campeones, nunca debe superar el 15% de error, lo que deriva en una eficiencia del 35%. Por lo que si durante un periodo o partido se encuentra al 55% de # de ataque, pero su error es del 45%, probablemente acabe en el banquillo ya que lo que me da con sus puntos me lo quita con sus errores.

    A su vez, y continuando con el análisis como bien planteas, se desgranará cada tipo de ataque en concreto, ya sea pelota rápida o pelota alta, como se puede hablar de la recepción, el saque o el bloqueo.

    Un abrazo y seguimos enganchados al blog. No dejes de publicar.

    Jorge

  2. Muy buenas!! Respecto a lo que plantea Jorge, estoy bastante de acuerdo. Aunque le pidas a una jugadora que arriesgue en ataque, si hace 4 puntos y tira 6 fuera, no puedes permitir que esa jugadora siga en el campo… ¡está restando más que aportando! Ahí entraría la eficiencia ((puntos-errores)/total).

    Por otro lado, hay otra cosa que me gustaría consultaros. Especialmente Jorge, que ves más voley masculino, y ya que César ya ha expuesto en el post su opinión. Para mí, el receptor que va CERCA del colocador, debe ser el mejor receptor del equipo, ya que según lo que yo creo, además de ser el que recibe más veces, recibe más veces en zona 1, que es la zona donde es más difícil recibir. Respecto a los centrales, y dado que en voley masculino el ataque por detrás del colocador no existe o es meramente testimonial, creo que habrá uno con un rol más de bloqueador (generalmente el que va LEJOS DEL COLOCADOR), y otro con un rol más atacante (generalmente el que juega CERCA del colocador).

    Opiniones?

    • Vamos con la réplica. En primer lugar he de decir en mi propia defensa que, a veces, me pongo algo extremista para, sobre todo, generar algo de polémica que alimente discusiones (abogado del diablo) y, por los comentarios que han llegado, veo que ha tenido el efecto deseado. Jejeje. Comentar que, evidentemente, el índice de error en los jugadores es uno de los elementos clave que debemos estudiar y, como bien decís ambos, el valor de eficacia (aciertos-errores/total) nos acerca mucho más al rendimiento real del jugador que los valores de éxito. Si que he podido comprobar en estos dos años con Paco Hervás como seleccionador nacional que el valor de eficiencia es más utilizado en el voleibol masculino que lo que he venido usándolo en el femenino (tanto con Aurelio Ureña como con Gido Vermeulen). Como entrenador, controlo y estudio todos los parámetros de los jugadores, tanto sus valores de rendimiento, como su eficacia, como sus coeficientes y, como bien añade Jorge, tenemos que distinguir, en cada una de las situaciones de juego, la situación en la que ejecuta el jugador, diferenciando entre ataques altos, rápidos, después de recibir, después de defender, después de bloquear, tras un desplazamiento, … Yo, el tema de los objetivos operativos con las jugadoras lo he venido utilizando con mucho éxito y, con ellas, los estadísticos a los que tienen que prestar atención intento que sean los menos posibles (de ahí que reduzca tanto con el tema de no incluir la eficacia), pero, evidentemente, si una jugadora, sea el rol que sea, de cada 10 ataques hace 4 puntos y comente 6 errores no solo se irá al banquillo sino que mi carpeta sufrirá algún tipo de contusión.
      Otro tema muy interesante es el que comenta Miguel con el tema de la ubicación de los receptores próximos o alejados del colocador en función de su calidad en recepción. En mujeres ya he comentado como se suele ubicar a la mejor receptora alejada de la colocadora, creo que por un tema de tener que asumir más responsabilidades en recepción cuando se encuentra delantera y que, cuando sea así, la opuesta también esté en posiciones de ataque delantero, teniendo en cuenta que el ataque de zaguero en mujeres no tiene tanta eficacia con en hombres, pero sí es cierto que en voleibol masculino estoy observando cómo los roles están cambiados, ubicando al mejor receptor próximo al colocador, creo que por la alta eficacia de los opuestos en sus ataques de zaguero y creo también, incluso con más peso que la anterior, por la incorporación del receptor “atacante” al ataque pipe cuando es zaguero tras la recepción. Pensarlo y darle una vuelta, pero es un tema muy apasionante que da para una serie de entradas de gran interés.
      Agradeceros los comentarios, base fundamental de esta iniciativa que lo que pretende es acercar la concepción que tengo del voley (y creo que muy compartida) y poder hacer de ella un foco de discusión que nos ayude a crecer y mantener viva la llama de la ilusión que nos despertó este precioso deporte hace ya tantos años.
      Stay hungry, stay foolish!!
      Gracias Craks!

    • Hola Miguel, Cesar y resto de lectores

      Respecto al voley masculino y el uso del receptor atacante cerca del colocador, en mi opinión difiere en algo de la Cesar sobre el colocarlo cerca para que coincida con el opuesto contrario ya que ese juego lo lograríamos con la rotación inicial y no debería tener demasiada influencia el que el receptor actuara lejos o cerca del colocador. En cuanto a la recepción en la zona 1 del campo a la que te refieres como de mayor dificultad, con mis número no he conseguido sacar resultados significativos que me lleven a ponderar ese argumento como válido (repartiendo cerita, no me lo tengáis en cuenta, pero el moderador quiere polémica, pues dos tazas).

      Por tanto, mi idea de que el receptor atacante y generalmente peor receptor juegue lejos es que para recibir el saque en salto en potencia, donde tenemos la necesidad imperiosa de tener tres jugadores, recibirá en cuatro de las seis rotaciones en el extremo izquierdo del campo. Obliga al sacador a arriesgar algo más para conseguir encontrar al receptor, y por otro lado, y dado que en el alto rendimiento buscamos la especialización máxima, en los entrenamientos, prácticamente, el mayor volumen de repeticiones en el trabajo de recepción se aglutinará en esa posición de zona 5.

      En cuanto al tema de los centrales he vivido todas las situaciones con todos los entrenadores que tuve, incluso se ha cambiado durante la temporada a raiz de las estadísticas. Los que prefieren al mejor bloqueador cerca del colocador (estrategia centrada en el K2), y los que ven al mejor atacante cerca del colocador (estrategia centrada en el K1). No es fácil por tanto dar un máxima clara en este aspecto e incluiría una variable para mi importante para que también pueda ayudar sobre ese punto que es la relación de tus sacadores en salto, buscando mayor riesgo en rotaciones donde esté posiblemente el colocador y ese central más débil en la red.

      • Muy acertados tus comentarios e interesantes. Respecto a lo que comentas en la ubicación que hago de las receptoras no tengo en cuenta el posicionamiento del equipo contrario (tema de otra entrada, sin duda) sino las de mi mismo campo, al ubicar a la mejor receptora alejada de la colocadora, en las tres rotaciones que actúe como delantera, la opuesta estará delantera en dos de ellas (rotación 6 y rotación 5) por lo que la mayor parte del ataque se repartirá entre esta y la central delantera permitiendo a dicha receptora asumir más riesgos en recepción.
        En cuanto a tema de la zona 1 como peor zona de recepción me ocurre lo mismo que a ti. Creo, al igual que comenta Diana que cada receptora tiene una zona mejor de recepción, independientemente de que sea 1, 6 o 5.
        En breve publicaré un estudio concienzudo (mi tesis doctoral) sobre la recepción de Brasil y su intento de recibir con 2 jugadores (Murilo y el Líbero) para permitir la incorporación de la pipe en K1 (con Dante), donde creo que está el quit de la cuestión y no tanto en las zonas de recepción que tienen cada uno de los receptores.
        Con el tema de los centrales creo que en masculino no hay tanta diferencia con el femenino por la incorporación de los mismos en similares zonas de ataque (cortos, ganchos y almas). Interesante lo que comentas de priorizar sobre el K1 ó el K2.
        Gracias mil y seguimos!!!!
        César

      • Tú eres un polémico! Como ya le he contestado a Diana, en nuestro sistema de recepción, donde primamos la recepción sobre el lado izquierdo del cuerpo, al jugador de zona 1 le queda más zona del campo por recibir. Además de que al ser un sistema en el que prima la recepción sobre el lado izquierdo, el derecho queda relegado como “lado débil” y por tanto creemos que es el más débil… pero aún tengo que confirmarlo con los datos estadísticos. Deberes que me apunto!
        Pero por no seguir con la polémica sobre esto que planteas… te diré que me parece muy interesante esto que planteas de la colocación de los centrales cerca o lejos del colocador en función de la estrategia centrada en el K1 o en el K2.
        Respecto a lo que plantea César sobre dónde colocar a las/los receptores. Pienso que el equipo (o la rotación inicial) puede armarse por varios criterios: el saque, la recepción, el bloqueo… Pero en el caso de los RECEPTORES, podemos ordenar el equipo en base a dos criterios:
        a) de la recepción al ataque: ponemos al receptor más fuerte CERCA del colocador. Con esta estrategia favorecemos lo que he comentado anteriormente.
        b) del ataque a la recepción: cuando nuestro mejor receptor no es muy buen atacante y la presencia del ataque de la segunda línea tampoco lo es (equipos de formación, por ejemplo), tendríamos dos rotaciones muy malas con la opción anterior, en las que el equipo tendría demasiadas dificultades para rotar. En estos casos, se puede plantear colocar al mejor receptor lejos del colocador, dejando al mejor atacante cerca, y como salida principal en dichas rotaciones.

  3. Hola cesar,y hola a todos,es la primera vez que escribo pero no la primera vez que te leo. Daré mi opinion humildemente…como jugadora “a” está claro que este roll es principalmente el de recibir,y pidiendo una exigencia alta en porcentajes…pero si nos basamos en la jugadora”A” si como dice los otros comentarios de 10 balones falla 6 resta más que suma,y en recepcion estariamos hablando de la importancia de los rolles..de 10 recepciones fallara 6 ten por cuenta q restaria igual q la atacante…y seria un fracaso.
    Por otra parte si a la jugadora “a” se le exige que no falle en ataque…contando que sus balones dificilmente son de buena recepción..o colocados por otra que no sea la colocadora..
    Mi pregunta es…entonces por qué no se juega con 2 liberos? Te asegurarias la recepción y que no te falle los balones.
    y por otro lado quería discutir con miguel sobre la recepción de zona 1. No es la más dificil..cada jugadora tiene un lado que cubre mejor..y nunca es siempre el mismo. Un saludo a todos

    • Diana Sánchez, que alegría más grande tenerte por aquí y que nos podáis dar vuestros puntos de vista tan interesantes! Como he ido comentando lo más importante para mi es que cada una de las jugadoras que conforma el equipo tenga claro cuál es su papel en el mismo, pero teniendo siempre presente que, en el caso de las receptoras, ambas tienen que recibir y atacar. Evidentemente el reducir el índice de error (tanto en ataque como en recepción) se hace fundamental para alcanzar el rendimiento tanto individual como colectivo por lo que hay que prestar una atención especial al mismo, pero teniendo claro cuál es la función principal de cada uno!
      Buena pregunta lo de jugar con 2 líberos. Evidentemente existe una limitación reglamentaria en cuanto a las sustituciones de jugadores y lo que sí se ha venido utilizando es el recurrir a jugadoras especialistas en recepción para jugar 3 rotaciones con 2 especialistas en recepción además de la líbero (muy recomendable).
      Muchas gracias por los comentarios! Es un verdadero placer tener jugadoras de tu nivel por aquí!!!!
      Un besazo Prima!!!!
      César

    • Gracias, Diana! De acuerdo en que hablar de forma absoluta (esta zona es más difícil) siempre conlleva error. El comentario viene por la tendencia en muchos sistemas de recepción de dar preferencia a la recepción sobre el lado izquierdo. En esos casos, la receptora o receptor de zona 1 queda como responsable de su lado izquierdo y de su lado derecho, abarcando más campo que el resto de compañeros. Además, al ser sistemas en los que se prima la recepción sobre el lado izquierdo, el derecho queda como “lado débil”, dificultando la recepción en esa zona.
      Otra cosa es el reparto que se haga de las zonas de conflicto. Pero eso ya es cosa de cada sistema y de cada entrenador…

  4. Enhorabuena a César y aprovecho para saludar a Diana, Miguel, Jorge y demás lectores.

    Me alegra leer tantos comentarios y diferentes maneras de ver este tema.
    Respecto a los roles, yo creo que debemos verlo según las características de los equipos que tengamos. Estoy con César en cuanto al reparto de roles, pero a mi siempre me ha gustado guardarme una variante y jugar con opuestas receptoras. Liberar a mi A en ataque me da mejor eficacia en las rotaciones 3 y 2 además de que esta jugadora suele ser el objetivo de muchos saques para dificultar su incorporación al ataque.
    En cuanto lo de la zona de recepción coincido con Diana en que cada jugadora tiene un lado que domina mas que otro, o tipos de saque.
    Creo que defendiendo el rol de receptora a, quizás no deba arriesgar, pero a mi modo de ver si que tiene que tener un gran repertorio de recursos y saber jugar muy bien contra el bloqueo para ganar puntos con block out o generar jugadas de apoyo y dar segundas opciones a su equipo, yo valoro mucho eso en las atacantes con pelota alta y ver si sacamos muchos ataques +.
    Para terminar decir que coincido plenamente con la idea de generar un patrón de juego y trabajar sobre el mismo ya que facilita la planificación y aclara las ideas tanto a nosotros para preparar el trabajo, como a las jugadoras o jugadores que saben que se espera de ellos de antemano.

    Un abrazo a todos, salud y Voley!

  5. Hola a todos, soy Marisa Fernández y espero ansiosa a que lleguemos a la parte de los centrales, jajaja, a ver si puedo dar mi opinión con algo más de conocimiento, como todos sabéis de sobra, sigo siendo un diamante en bruto en esto de la recepción y atacantes receptoras, pero que ¡¡muy muy bruto!!, jajaja… sigo esperando mi momento de que me convirtáis (no estáis realmente locos? eso si que es un reto para locos!!jajajaja), pero aún así quería saludar y no dejar pasar la ocasión de mandar besos a todos, porque en definitiva somos todos amigos, conocidos y apasionados.

    Un saludo grande a todos esos locos apasionados. Enhorabuena por el blog y gracias por hacernos pensar sobre nuestro propio juego a nosotras las jugadoras, que es casi misión imposible, jajajaja. Un beso César.

    • Muchas gracias Marisa por tu comentario!!!! Ya ves la de vueltas que le damos a las cosas para, al final, resumirlo todo en que hay que darle a la pelotita. Jejeje. En breve llegaremos con los centrales, que tienen telita (como el resto de jugadores), espero poder contar con tus opiniones para entonces.
      Un besazo enorme!!!
      César

      • Hola de nuevo!!!! Queria puntualizar algo,sobre el sistema de recepción,yo estoy claramente a favor de tener un sistema para cada gesto tecnico,pero siempre con un pero…jeje
        Personalmente cuando se trabaja la recepción priorizando el lado izquierdo,en mi caso me las vi muy mal sintiendome obligada a recibir siempre por este lado…evidentemente al final lo consegui y mejore…pero no olvidemos que al final si siempre lo hacemos asi el lado débil supuestamente cada vez va siendo más débil..creando jugadores solo con un lado fuerte…el error es dejar de trabajarlo,en muchas situaciones de juego al final y sobre todo en femenino se acaba recibiendo con 2!!! Y entonces!!!! Puede volverse un caos para el receptor…o cambiar de repente de sistema en otro club donde nos prioriza ningun lado!!! Con esto quiero decir que nunca dejemos de trabajar todas las opciones para ser mejor receptor,y por suerte o desgracia…nunca existio un sistema de juego fijo done está asegurado el rendimiento colectivo,poco a poco me alegro que la mayoria de entrenadores tengan la misma idea de todos los gestos tecnicos…pero por desgracia no es así completamente donde en mi caso y en el caso de muchas jugador@s cada temporada tenemos digamos que empezar de cero!!!!
        Un saludo a todos

  6. ¡Ups! Cualquiera mete baza en este “duelo de titanes” (comentarios superiores).

    Solo interrumpo para dejar un saludito y dar la enhorabuena a César una vez más por compartir su conocimiento con nosotros, tanto con los “pro” como con el “pueblo llano” (en el que me incluyo). ¡Espero ansiosa el libro-recopilación de Volley4All!

    Un abrazo

    Isabel Garzo

  7. Realmente me siento congratulado al leer tantas opiniones con nuestro deporte, me parece fabulosa la pagina excelentes aportes tecnicos y muy lindo ambiente de voley….grax x estar Oscar – Jujuy – Argentina

    • Muchas gracias Oscar. La verdad es que se pone mucha ilusión en todo esto y el saber que llega a tanta gente alienta para seguir compartiendo.
      Un saludo fuerte desde España!
      César

  8. Pingback: Volley4all | Programación Semanal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s