Defensa(1): ¡actitud!

Muy buenas a todos de nuevo, vuelvo por aquí con una nueva entrada que inaugura una serie de capítulos dedicados a los sistemas de defensa que empleamos en nuestros equipos con el ambicioso objetivo de mostrar un enfoque diferente en cuanto a la distribución de los jugadores dentro del campo que provoque una reflexión colectiva y nos haga cuestionar (o no) lo que venimos haciendo con nuestros jugadores.

A mi modo de entender el voleibol y analizando los diferentes elementos que lo componen (saque, ataque, bloqueo, …), la defensa es uno de los más complejos con los que nos enfrentamos los entrenadores. Los motivos de esta complejidad son múltiples y, entre ellos, podemos destacar:

  1. El gran desequilibrio existente entre el ataque y la defensa.
  2. La necesidad de coordinar los movimientos de los 6 jugadores en campo.
  3. El escaso margen temporal para hacer correcciones y ajustes en función de lo acontecido en el juego (capacidad de anticipación).
  4. La dificultad en la comunicación entre los 6 jugadores en tiempo real.
  5. La necesidad de tener jugadores que “lean” bien el juego y sepan anticiparse, a las variantes que se presenten en el juego (no es lo mismo defender un ataque en 4 de balón alto que de bola rápida).

Defensa Usa

Por todo ello su éxito dependerá, en gran medida, de la coordinación armónica de todos los jugadores para ocupar, de una forma eficiente, el mayor número de zonas del campo, tendiendo siempre en cuenta que tan sólo disponemos de seis jugadores y que es imposible cubrir las posibles trayectorias de los atacantes con ellos en un campo de 81 metros cuadrados.
A mi entender, la defensa en su conjunto es la acción del juego en la que más se enfatiza la labor de equipo ya que un pequeño desajuste en uno de los integrante hará que el sistema resquebraje y ofrezcamos aún mayores posibilidad de éxito a los atacantes. Cuando compito frente a equipos que defienden de una forma ordenada y observo en ellos la predisposición general a defender siempre me vienen a la mente pensamientos del tipo:

  • “Ese equipo lo integra un grupo comprometido de jugadores que anteponen los intereses colectivos a sus intereses individuales, son un puño cerrado.”
  • “Detrás de todos ellos hay un entrenador con las cosas claras, que conoce y entiende el voleibol. De esos con los que me apetece tomarme un café y que me cuente sus ideas y formas de trabajo y que, si puedo, iré a verle entrenar.”
  • “Serán competitivos siempre, independientemente del rival al que se enfrenten.”
  • “Su fuerza se basa en el colectivo y, desde ahí, desplegarán todo su talento individual.”
  • “Es un grupo comprometido con la cultura del esfuerzo y del trabajo.”
  • “Son un verdadero EQUIPO.”

Agresividad Defensiva

Centrándonos en los jugadores como ente individual, también en la defensa encontramos características diferentes al resto de elementos del juego. El voleibol es un deporte eminentemente técnico en que los jugadores deben adquirir patrones de movimientos de extrema complejidad para poder alcanzar el éxito en las acciones del juego; excepto en la defensa, donde prevalecen los elementos ACTITUDinales. Éstos deben ser inculcados en los jugadores en todos y cada uno de los entrenamientos y competiciones (“el balón NO debe botar en nuestro campo jamás” debe ser una consigna marcada a fuego en la mente de cada uno de los jugadores e integrantes del equipo). Prefiero contar con jugadores agresivos con deseos de defender (aunque técnicamente lo hagan mal) que jugadores apáticos y con escasa actitud para la defensa (aunque técnicamente sean modelos). El conseguir este grado de compromiso ha de hacerse desde las conductas y no desde las palabras (no vale que el jugador diga que quiere defender, debemos verlo defender!!!) y cada balón debe ser peleado al máximo hasta las últimas consecuencias por todos y cada uno de los jugadores, tengan el rol que tengan.

Actitud en Defensa
Ahora bien, si os he convencido y queréis que vuestros equipos sean defensivos, ¿qué acciones llevamos a cabo para ello?, ¿qué conductas ensalzamos y cuáles reprimimos?, ¿qué jugadores ponemos como modelos en nuestros equipos?, ¿atacantes o defensores?, ¿en cuántos ejercicios de los que planteamos, la consigna: “el balón no bota” está presente en la mente de nuestros jugadores?, ¿Qué pasa si el balón bota?, …
Respuestas a estas y más preguntas que surjan en comentarios y en la siguiente entrada!
A defender!

Salud y buen voleibol!
César

12 comentarios en “Defensa(1): ¡actitud!

  1. Una pelea constante en el día a día de mi equipo! Intentar inculcar una actitud luchadora y de pelea por cada balón. La satisfacción de ganar un punto luchado en defensa es mayor que la satisfacción de ganar un punto básico en K1.

  2. Hola Cesar, muy interesante entrada que dará mucho sobre lo que aprender; hablas de “cultura del esfuerzo” y de “trabajo en equipo”, de la importancia de las conductas frente a la de las palabras, y a este respecto tengo una consideración que hacerte: ¿ porque algunos equipos especialmente los de chicas, tienen y manejan unos tiempos de “adaptación táctica” mas breves que los de los chicos, que a veces necesitan todo un set para poner a trabajar a la defensa. ¿Significa esto que son ellas más rápidas en la anticipación y en la adaptación al rival, o simplemente que al tener menor potencial del ataque desarrollan y se adaptan mejor a la defensa. Gracias

  3. Buenos dias me encanta esta entrada por un lado porque creo firmemente que el trabajo de defensa por el tiempo que lleva engranar todas las piezas y movimientos y porque puede ser la herramienta con la que como muy bien dice Cesar podemos ganar a cualquier rival.
    Me gustaria lanzar una pregunta, realmente la actitud defensiva se entrena?Realmente basta con decir “el balon no debe caer” para que el chip del jugador cambie? De no ser asi como actuais para que se active ese chip,castigo en forma de caidas etc…? Estamos hablado de nivel competitivo no formativo.
    GOOO!

  4. Como siempre gran entrada César,yo queria aportar un video que corre estos días por la web, realmente pienso que este video es ACTITUD, con 19-10 en el marcador se matan para salvar el balon! Que grandes!

  5. Gran entrada inicial, César.
    Una cosa que intento transmitir a mis jugadores (y compañeros) es que la defensa es nuestro termómetro psicológico. Además, todos sabemos que ante un equipo defensor, el brazo se acaba encogiendo y los errores aumentan en los puntos clave del encuentro.

    Respondiendo a Isaac…yo, como entrenador-jugador, no obligo a nadie a “ir al suelo”, pero si que trato que la compromiso de la defensa recaiga sobre el conjunto del equipo. Para ello, si un jugador no se tira, o no muestra actitud por defender los balones que le corresponden, todos los compañeros reciben un pequeño “incentivo” (bien sea una plancha, caída lateral…). Este sentimiento de responsabilidad puede adaptarse y utilizarse en cualquier aspecto relacionado con el equipo (puntualidad, comportamiento,…)

    También es cierto que a nivel competitivo se exige “algo más”. Recuerdo que R.Maldonado, en la Concentración Permanente, “premiaba” esa actitud defensiva negativa parando el ejercicio y lanzando 10-12-14 balones al jugador para que defendiese el solo todo el campo.

    Os lanzo yo esta otra cuestión; ¿Qué consideración le dais al líbero, no en tareas técnico-tácticas defensivas como tal, sino en aspectos actitudinales que contagia a sus compañeros en defensa?

    Un saludo.

    • Muy buenas pregunta Alejandro, en general el líbero es un jugador que realiza la labor “oscura” del voleibol ya que no es protagonista en la parcela de puntos, pero con su actuación ayudará a conseguir los mismos. A mi modo de entender hay dos figuras claves en los equipos: el colocador y el líbero y, casualmente ninguno de ellos genera puntos de forma directa. Para mi el líbero es el “entrenador” en el campo ya que es el jugado que mejor visión tiene de sus jugadores (tanto cuando atacamos como cuando bloqueamos) por lo que debe dar constantes indicaciones a sus compañeros, además del aspecto motivacional que, si lo tiene pues mucho mejor. Ya te digo: Pieza Clave!
      Muchas gracias por el comentario y aportaciones, se agradecen enormemente!

      • Totálmente deacuerdo con Cesar, es increible como puede cambiar un equipo, tanto para bien como para mal, según el líbero que este en el campo (también con el colocador pero eso no hace falta recordarlo)


  6. Os dejo el video de Earvin Ngapeth, que seguramente hayáis visto ya, pero que ejemplifica todo lo comentado anteriormente!

    Un saludo!

    • Muchas gracias Alejandro por compartir! La verdad es que es un acción espectacular de uno de los mejores ATACANTES del mundo!!! Ojo, que en voley tenemos que defender TODOS!!!!
      Un fuerte abrazo!
      César

  7. Como es habitual, fantástica entrada.
    En mi caso, solo llevo equipos de minivoley, y esta entrada me viene ni que al pelo.
    Como sabemos el voleibol es altamente complejo para enseñar a niños de 6a 10 años, pero sin embargo, sus facetas, su juego, son especialmente atractivas para enseñar a los más peques.
    En cuanto a esa defensa, nuestra línea de trabajo consiste en minimizar todos aquellos juegos en los que la pelota pueda votar, dando la importancia a que esa pelota nunca toque el suelo.
    De este modo creamos esa “necesidad” de que cualquier juego que hagamos, con balón, su principal regla sea que el balón no puede caer.
    En cuanto a la actitud, ahí tengo suerte, tengo la teoría de que ningún jugador de infantil para arriba, tendrá jamás la actitud que tiene un niño de 6 años, se mueren por jugar, y como todavía no saben dosificar esfuerzos, son todo un espectáculo de actitud.
    Para terminar, a los infantiles, siempre les digo una frase, que escuche una vez a un entrenador de fútbol americano, “no espero de vosotros un partido o un entrenamiento perfecto, pero si espero de todos y cada uno de vosotros, un esfuerzo perfecto”

    • Por otro lado, esa faceta ACTITUDinal, de la que habla César, en ocasiones es derrumbada por nosotros mismos, los entrenadores.
      Tendemos a premiar mucho más, una gran jugada de ataque, que una gran jugada defensiva, y en las categorías inferiores, esa actitud del entrenador, puede hacer que los jugadores solo les “interese” el como atacan, entrenar solo jugadas y tácticas en el ataque, y dejan a un lado la defensa, incluso “molesta” cuando se trabaja de manera más analítica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s